domingo, 29 de diciembre de 2013

virtudes

Recomendad a vuestros hijos que sean virtuosos, sólo la virtud puede traer la felicidad, no el dinero, yo hablo por experiencia, ella fue la que me levantó de la miseria, a ella, además de mi arte, tengo que agradecer no haber acabado con mi vida a través del suicidio.
Ludwing van Beethoven

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Casualidad o causalidad

No es ésta la única ocasión en la que hablo de la dualidad casualidad/causalidad, pero me parece un tema de tanta profundidad reflexiva que, lo traigo nuevamente a colación acompañado de un vídeo que he encontrado en Youtube.
Continuamente he mantenido lo que a mi gran amigo Gabriel le gusta recordar que, no existen las casualidades, sino las causalidades. Que nada ocurre porque sí. Que las cosas ocurren por una razón, por una causa. A veces, incluso, por varias. Pero hasta ahora nunca había reflexionado profundamente sobre ello.
La causa de un objeto es aquello que lo origina; la explicación de por qué está ése objeto ahí, de cómo ha llegado hasta ahí. La causa de un objeto no es aquello para lo que ha sido creado; no es ni la explicación de PARA QUÉ está ahí, ni de cuál es su FINALIDAD. He aquí la gran diferencia: no es lo mismo explicar el por qué de un objeto (causa o causalidad) que explicar el para qué de un objeto (fin o finalidad).
Que todos poseamos un por qué no quiere decir que tengamos un para qué. Que poseamos causa no quiere decir que tengamos finalidad. Que estemos aquí por una causa y no por mera casualidad no quiere decir que tengamos destino.
Hablar de causalidad no es hablar de destino.
Estamos aquí POR una razón, por una causa; pero no PARA una razón en particular, para un fin.
Tengo causa. No sé cuál, pero la tengo, y eso no condiciona mi finalidad, mi futuro ni mi destino. No necesito conocer mi causa para poder elegir mi finalidad en la vida.
El poder de Dios, la evolución, la adaptación, un terremoto, un milagro… ¿Qué más da? La causa más inmediata y cercana de por qué estoy aquí es mucho más sencilla de comprender: el amor.
Estoy aquí porque dos personas se amaron, y de ese amor nací yo. Ése es mi por qué, mi causa. Mi destino, mi fin, está bajo mi decisión y es, al fin y al cabo, una de las pocas cosas que realmente me pertenecen.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Del morir

Hoy quiero dar espacio y difusión a un erudito de la palabra, a un buen amigo y H
Del morir quiero hablarles hoy. Y eso que escribir sobre la muerte es algo muy poco habitual en nuestra sociedad, sobre todo porque no es un tema precisamente alegre por sí mismo y parece que a los lectores estándar no les hace muy felices que digamos. Hablar de la muerte es algo así como adentrarse en terreno pantanoso, poner los pies en materia oscura y resbaladiza sobre la que es fácil entristecerse y quedarse mohíno. En esta sociedad de la tecnología, de la conectividad y de las grandes soledades humanas, el tema de la muerte no está bien visto por la mayoría consumista. Pero sin embargo, muchos han sido los pensadores y grandes hombres que han escrito y hablado sobre este asunto en el pasado. El que primero me viene a la cabeza es el clásico Séneca, cuya obra toca en buena medida el tema de la muerte.
En la obra de Séneca se aborda el tema de la muerte
En la obra de Séneca se aborda el tema de la muerte
Hemos de saber que este argumento viene siendo principal entre los filósofos desde los tiempos de Sócrates. Para ciertos espíritus pensantes, la vida se reduce a un simple entrenamiento con vistas al acto de morirse. Recordemos que Séneca propaga ciertos silogismos que parecen reducir la muerte a un paso necesario y hasta positivo. Así viene a decir en sus Cartas que «ningún mal es grande si es el último», pero se nos antoja que va más allá y defiende una buena armonía conciliadora entre la vida y la muerte.
Séneca se inclina de un modo esencial por la buena muerte, una buena muerte que a veces puede atañer al suicidio. Sería una muerte serena, elegida, un cenit de la vida misma, una culminación voluntaria del camino vital. Lo cierto es que tampoco se habla apenas de este fenómeno, pero en el mundo, y especialmente en los países más desarrollados,  se suicidan miles de personas todos los años.
Nos incomoda el concepto de la muerte. Sabemos que hemos de pasar por el aro tarde o temprano —quizá mañana mismo, o pasado—, pero no se nos ocurre meditar un poco al respecto; y menos todavía sacar el tema a colación durante una charla entre amigos, por ejemplo, incluso aunque la conversación dé pie al abordaje del asunto. Esta sociedad materialista que

miércoles, 6 de noviembre de 2013

PEQUEÑAS COSAS

1- Ese buen día, de mamá, papá o de una persona especial, que te hace sentir valorado cuando apenas empiezas la mañana.


2- Esa taza de te, café, chocolate, ese pan con mantequilla, mermelada....
ayuda

lunes, 14 de octubre de 2013

Todo a su debido tiempo

Amanecer en Estepona
Desconozco si a ustedes le pasa, pero a veces tengo la sensación de ir demasiado deprisa a los sitios, que necesito hacer más, aprovechar más el tiempo y que en un hueco que hay en la agenda hay que meter algo nuevo que hacer. Pronto algún moralista diría que tengo el riesgo de caer en el activismo. Pero eso ahora no es la cuestión. Voy al diagnóstico de los hechos y luego analizaremos cómo lo podemos arreglar.
En ocasiones tengo la impresión, como les cuento, por ejemplo cuando disfruto de un café a la orilla del mar o de una cervecita con los amigos, que debe pasar más rápido el tiempo para llegar antes a la próxima cita con la agenda. Digamos que tengo la sensación de vivir acelerado. Precisamente a la orilla del mediterráneo en una de estas tardes bellas que el otoño nos está regalando y el sol del atardecer se colorea como anaranjado me ayudó mucho precisamente un comentario que surgió sobre los bailes latinos, tango, salsa… Un, dos tres, cinco, seis, siete.
Amanecer en Estepona 2

Por mucho que queramos correr, el compás es el compás; el ritmo es el ritmo y por muy rápido que quisiéramos dar los pasos y correr más la salsa sigue con su ritmo. La vida sigue con su ritmo. Y por muy rápido que queramos hacer las cosas el sol sigue saliendo, más o menos a la misma hora, y poniéndose, más o menos a la misma hora. El ritmo que queremos imprimir a la vida pasa necesariamente por la misma vida. Por muy rápido que queramos cambiar, todo tiene su tiempo. Por muy rápido que deseemos mejorar, todo tiene su ritmo, su compás.
El tiempo está para servir de medida no para ser esclavos del tiempo, apretándolo hasta que se desemboca en el estrés, ansiedad… y finalmente depresión. Es cierto que la pereza es una tendencia que es buena desterrar. Pero una cosa es la pereza y otra es que apenas nos de tiempo de saborear todo lo que de bueno cabalga con el tiempo, todo lo que de bello nos regala el nuevo día, la jornada que progresivamente se va desplegando frente a nuestros ojos. Tenemos todo un día por delante, por eso te sugiero que lo disfrutemos a ritmo de salsa, a ritmo de vida, poniendo la atención en cada cosa que hagamos. Que ya llegará el próximo compás.

sábado, 12 de octubre de 2013

Una ocasión para crecer

 Llevo algunos años ayudando como voluntario en varias ONGs, y día a día me doy cuenta que recibo más de lo que puedo dar, cumpliéndose fielmente el axioma que que todos debemos tener presente "recogemos lo que sembramos". Es por ello que me siento en la obligación moral de traer a colación un conocido relato para abordar el tema de las limitaciones personales y "defectos". Una ocasión para crecer.
Azucena
Cuenta una historia que un cargador de agua tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que llevaba sobre los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino que tenía que recorrer a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua.
Durante dos años esto fue así, desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la
Linaria
mitad de su trabajo. Así que la tinaja quebrada habló con el aguador diciéndole: “Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.”
Margarita

El aguador apesadumbrado, le dijo compasivo: “Cuando regresemos a la casa quiero que te fijes en las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.” Así lo hizo la tinaja y vio muchísimas flores hermosas a los largo del trayecto, pero de todos modos se sentía apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar. El aguador le dijo entonces: “¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen a tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las ha regado. Si no fueras exactamente como eres, incluso con tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.”

martes, 24 de septiembre de 2013

Afán de superación

Cuando te diagnostican cáncer, te extirpan un miembro... No es fácil seguir adelante, hay que tener una gran fe en si mism@ y una fuerza de voluntad a prueba de bombas para continuar con tu vida. Hay muchos momentos en el que las fuerzas físicas y psicológicas flaquean, y te planteas tirar la toalla, pero siempre hay un destello de luz en el que te das cuenta que, la vida es maravillosa y estás obligad@ a superar todos los obstáculos de la vida.
Sin duda hay historias desgarradoras, pero la vida nos demuestra que el espíritu no tiene límites, los límites nos los ponemos nosotros. Es por ello que de vez en cuando nos vemos sorprendidos con historias de superación increíbles, esta es una de ellas.
Disfruta de las imágenes y despues párate a pensar cuan importantes son los problemas que tienes.
Recibe u afectuoso saludo.

jueves, 1 de agosto de 2013

Dejar ir el ego

related teachings image

miércoles, 31 de julio de 2013

UNA SONRISA




Una sonrisa cuesta poco,

pero vale mucho.

Quien la da es feliz
y quien la recibe la agradece.


Dura sólo un instante

y su recuerdo, a veces,
perdura por toda una vida.


No hay nadie tan rico

que no la necesite,
ni nadie tan pobre
que no la pueda dar.


Produce felicidad en el hogar,

prosperidad en los negocios y es
contraseña entre los amigos.


Es descanso para el cansado,

luz para el desilusionado,
sol para el triste
y antídoto para los

lunes, 29 de julio de 2013

Auto-amor!!!



El cuadro de ansiedad y depresión con respuesta fisiológicas exagerada que posiblemente alguno de ustedes pueden estar sintiendo, afecta directamente al desarrollo social, familiar y laboral de un individuo, ¿se han preguntado por qué? ¿han tratado de buscar ayuda para erradicar estos síntomas o por lo menos conseguir llevar una vida mas equilibrada y feliz?


Desde que tomé consciencia de que hay una vida mejor, he investigado, leído y participando en cursos, talleres presenciales, libros..... y al final la respuesta es la misma:  La falta de amor propio o autoestima, es la causa de la infelicidad de muchas personas

La desesperada búsqueda de aprobación de los demás, el vivir actuando en función de alguien, sea un hijo, tu pareja, el jefe, los compañeros de trabajo..., para lograr su beneplácito, simpatía, compañía o amor, y la búsqueda de la perfección, termina esclavizando al ser, invalidándolo y sumergiéndolo en un abismo de soledad, insatisfacción,  frustración, depresión y una creencia obsesiva de que hay que ser perfectos para gustarte a ti mismo o a los que te rodean.

El amor:

Debemos trabajar para conocernos mejor a nosotros mismos. Es una tarea que comienza con el auto-examen sincero y aceptándonos tal cual somos; una vez hecho esto, debemos engrandecer nuestras virtudes y no nuestros defectos, tratarnos con cariño, sentirnos orgullosos de quienes somos cada día. Una persona con la autoestima adecuada, es capaz de  de creer en sí mismo, y reconocer sus cualidades, logros y actitudes en todo momento y circunstancias.
Meditemos cuando se tenga unos minutos de tranquilidad y navegar por nuestro interior, tomando consciencia de que somos unos seres valiosos, amados, respetados, y no pisotearnos nuestra personalidad, desvirtuar o maltratarnos así mismos porque la vida haya dejado de sonreírnos como quisiéramos.
Para terminar te recuerdo que, el temor a lo que piensen los demás desaparece cuando te das valor a ti mismo. Busca bien dentro de ti y evalúa todo lo que tienes para dar, te sorprenderá la cantidad de cosas hermosas que tienes ahí guardadas.

domingo, 28 de julio de 2013

Verdadera bondad


La verdadera bondad se realiza por el simple hecho de ser bondadoso, no para obtener algo a cambio.

Cuando el dar se convierte en nuestra recompensa, los resultados (incluyendo la reacción de los demás) pierden importancia.

domingo, 2 de junio de 2013

Aprendí y decidí

Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar...
Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui, me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, "el amor es una filosofía de vida". Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente.

Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad, desde aquel día ya no duermo para descansar...
Ahora simplemente duermo para soñar.


Walt Disney

miércoles, 29 de mayo de 2013

¿Qué abunda más en tu vida, R o S?

Me alegro con tu alegría.


No hay día más perdido que aquél en el que no hemos reído
Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía:"Si tiene remedio, ¿de qué te quejas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?"

Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos
negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que

hasta la peor de  ellas, lo tiene.  De esa forma nos inundaría la SEROTONINA, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular. Las conductas con S: Serenidad, Silencio, Sabiduría, Sexo, Sueño, Sonrisa, Sociabilidad; nos grabarían la sonrisa en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado.

Una sonrisa alimenta el alma.
Sin embargo, las conductas con R: Resentimiento, Rabia, Reproche, Rencor, Rechazo, Resistencia, Represión..... Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre, es letal para las células arteriales ya que aumenta el  riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Investigaciones recientes han comprobado que, quienes envejecen bien y mejor son las personas ACTIVAS, SOCIABLES Y SONRIENTES.

No, a  los rezongones, malhumorados y avinagrados, (que nadie quiere tener cerca)
. Empecemos hoy practicando las  eses frente al espejo, para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud. ¿Estás de acuerdo con estas conductas emocionales? ¿Qué abunda más en tu vida, R o S? Reflexiona y ponle empeño.

lunes, 27 de mayo de 2013

Que reine la luz en sus Almas

Por la pronta mejoría de los enfermos que sufren y luchan por su recuperación. De manera especial por los heridos y fallecidos en el trágico accidente de Santiago de Compostela.

Puentes que unen almas



"...podremos a veces no haber hecho grandes cosas; pero nos sentimos felices si hemos podido levantar un rústico puente, para que pasen, con menor esfuerzo, los que vienen siguiendo nuestros pasos."

      No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer conflicto serio que tenían en 40 años de cultivar juntos hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua. Esta larga y beneficiosa colaboración terminó repentinamente. Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos, hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta de Luís. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. "Estoy buscando trabajo por unos días", dijo el extraño, "quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso".
- "Sí" -dijo el mayor de los hermanos- "tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo aquella granja, ahí vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y el tomó su buldózer y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Bueno, el pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más."
El carpintero le dijo:
- "Creo que comprendo la situación. Muéstreme donde están los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregaré un trabajo que lo dejará satisfecho".
El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir por provisiones al pueblo. El carpintero trabajó duro todo el día midiendo, cortando, clavando. Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero justo había terminado su trabajo.
El granjero quedó con los ojos completamente abiertos, su quijada cayó. ¡No había ninguna cerca de dos metros! En su lugar había un puente -¡un puente que unía las dos granjas a través del arroyo!- Era una fina pieza de arte, con pasamanos y todo.
En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo:
- "¡Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!".
Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas.
- "¡No, espera!", le dijo el hermano mayor. "Quédate unos cuantos días. Tengo muchos proyectos para ti" , le dijo el hermano mayor al carpintero.
- "Me gustaría quedarme", dijo el carpintero, "pero tengo muchos puentes por construir".



:-)
:-)
:-)
Si me dicen que estás al otro lado
de un puente, por extraño que parezca
que estés al otro lado y que me esperes,

yo cruzaré ese puente.
Dime cuál es el puente que separa
tu vida de la mía,
en qué hora negra, en qué ciudad lluviosa,
en qué mundo sin luz está ese puente,
y yo lo cruzaré. 

domingo, 19 de mayo de 2013

El fin del mundo está cerca


Nos estamos haciendo constantemente la pregunta ¿se nos acaba el mundo?. Puede que sí, que estemos en el momento en que se acabe el mundo de la intolerancia, del odio, del miedo, de la incomprensión, de la búsqueda de la supervivencia, de todo aquello nos separa.... y empiece la era del despertar de la conciencia, del amor auténtico, de la compasión, de la verdadera conexión de unos con otros.... Ya no es momento de sobrevivir, sino de vivir conscientemente, apostando por la felicidad, sin excusas.

¿quién es el hombre?


¿Quién es el hombre?

La falta de valores y de principios que se aprecia en la sociedad y que nos ha llevado hasta donde hoy estamos no es sino la consecuencia de la respuesta que hemos dado a esa pregunta esencial.

“Además de la dimensión material, también existen en nosotros otras dimensiones como pueden ser la psicológica, la emocional, la social, la cultural y la trascendental (…). Nosotros actuamos de acuerdo a como percibimos y si percibimos que el hombre es sólo materia, le reducimos inmediatamente de nivel y dignidad. A partir de este punto, el paso para convertirlo en un simple objeto se da casi sin pensarlo. Así, el hombre deja de ser visto como persona y se convierte en un simple medio para aumentar el capital. La situación económica que vivimos es la consecuencia de la pobreza ética en la que nos movemos y, debajo de esta falta de ética se encuentra una visión antropológica, una visión del hombre también pobre y reducida”, afirma Mario Alonso Puig en un extracto de su último artículo. Pero yo quiero romper una lanza a favor de los humanos. 
Siendo el hombre un ser viviente que tiene la capacidad de reflexión, de autotransparencia (Consciencia de si mismo), de autoposesión (Libertad). Tiene las capacidades para superrase y conquistar cualquier meta que se proponga. 
La pluralidad de definiciones indica que el hombre no es fácilmente definible. Hoy más que nunca son actuales las palabras del poeta Sófocles (496-406 a.C) “Nada tan misterioso como el hombre.” Quizá, en sus complejas capacidades  y en éste misterio filosófico, está la clave de su autosalvación. El ser humano siempre se ha superado a sí mismo y ha demostrado que la salida está en progresar.
Estamos en una fase de transformación, en una época de cambios, pero creo que, para mejorar considerablemente.

Quiero pensar que estamos en la fase en la que, cómo en un crisol, se están mezclando los elementos que darán un resultado final justo y perfecto.
Los seres humanos sabremos encontrar el camino definitivo hacia la vida verdadera ¡¡Claro que si!!.

Con mis mejores deseos para ti.
SFU



viernes, 3 de mayo de 2013

Si buscas la PAZ.... hazla dentro de ti.





-La Paz es la medicina para un mundo enfermo

martes, 30 de abril de 2013

En el principio ya existía el Verbo


Hace poco escribí una reflexión sobre el “PODER DE LAS PALABRAS”, y la acompañé con un vídeo muy ilustrativo, pero en ésta ocasión quiero profundizar en la comunicación entre seres que compartimos una parcela que es nuestro planeta tierra.
Durante el día pronunciamos más de 15 mil palabras, una parte de ellas las usamos para comunicarnos con los demás
El común de las personas nos agredimos continuamente con las palabras y no somos conscientes de ello, ya que pocas se atreven a manifestar en alto lo que están sintiendo en los momentos en los que se han visto heridas.
Las palabras tienen el poder de activar por ellas mismas el miedo, la ira, la soberbia… aunque no sea precisamente lo que deseamos. Es por ello que insisto “La forma en que nos comunicamos con frecuencia nos da lo contrario de lo que queremos”.
La torre de babel no es una historia del pasado, sino que sigue presente aquí y ahora. Nuestra forma de comunicarnos es arcaica y precisa una revisión porque genera más conflictos que paz. Si comprendemos que existe otra manera muy distinta de comunicarse y que esta favorece la salud y despliega la creatividad, entonces podremos comenzar a ganar destreza en el arte de crear verdaderos lazos emocionales con otros seres humanos.
Un nuevo nivel de conciencia pide otro tipo de lenguaje, pues ambos, van siempre de la mano.
Si las palabras salen de la boca solo llegarán a los oídos de la persona que escucha, pero si las palabras salen del corazón, también llegaran al corazón de quien las escucha. Si hablamos desde el corazón, estamos invitando a nuestro receptor a que haga su propia reflexión sobre aquello en lo que se sienta identificado.
Las relaciones con las personas que nos rodean son claves en nuestra vida, porque el ser humano es un ser en relación, por eso cualquier orientación que nos ayude a mejorar nuestra forma de interactuar con los demás va a tener un gran impacto en sus vidas y en las nuestras.

Juan 1:1 “En el principio ya existía el Verbo (la Palabra), y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

lunes, 29 de abril de 2013

Sonríe a la vida

Qué importante es tener dibujada una sonrisa en la cara.  Una expresión amable o una mirada atenta son síntomas de que algo funciona bien por dentro.   Hoy es el primer día del resto de tu vida, y como muchos de nosotros, he pasado con creces el ecuador de mi vida. Esto  me invita a reflexionar sobre los caminos a tomar para alcanzar con urgencia la felicidad del día a día, del momento, del aquí y el ahora…  Tanto la sonrisa, como la expresión o la mirada son aspectos que en esto de la espiritualidad conviene revisar. Hoy voy a regalar a la vida una sonrisa para que todo el mundo podamos compartirla.

miércoles, 24 de abril de 2013

Perdóname



Cuanto trabajo cuesta perdonar y que virtud tan importante supone para quien la practica.
Son varios tipos de personas que me llaman la atención: Aquellos personas que aunque viven sin poder perdonar experimentan una continua lucha consigo mismos porque saben que deberían perdonar. Otras que no perdonan ni por equivocación. Viven instalados sistemáticamente en el rencor, en el odio y ni se plantean que podrían perdonar o reconciliarse con quien está peleado. Pero toda cruz tiene su cara, existiendo otras personas que tienen la suerte de vivir la experiencia del perdón. Han podido perdonar y se saben perdonados. Sinceramente los que más me preocupan son la segunda clase de personas porque al vivir instalados en el rencor y el odio se destruyen por dentro por muy gallitos que se ponga frente a los demás. En el fondo son unos desgraciados.
No se trata tanto de hacer el idiota implorando el perdón a quien se lo hemos pedido veinte veces, sino de favorecer las condiciones para que el perdón venza al odio. Y para eso es importante “ponerse a huevo”, permítanme la expresión.
Una vez, preguntaron a Jesús de Nazaret cuántas veces había que perdonar, que si había que perdonar 7 veces, siete como sabe es número de abundancia. Por tanto lo que preguntaban es si había que perdonar muchas veces, a lo que Jesús respondió, no te digo 7 veces, sino setenta veces siete. Es decir, siempre que haga falta. Pues ya lo sabemos. Y es bueno recordarlo. Porque  a veces vivimos de espaldas al perdón.

domingo, 7 de abril de 2013

"Dar es recibir"

Cada persona tiene una especialidad, algo que dar a los demás.
Vaya por delante mi más sincero agradecimiento para mi profesora (Centro de Estudios Plaza de la Flores, Estepona) y amiga Miriam, buena profesional y mejor persona.

La Biblia tiene pasajes preciosos, algunos con mensajes extraordinariamente bellos. En ésta ocasión traigo a colación uno incluido en el Evangelio de S. Lucas. Dice lo siguiente:

Jesús se marchó a un pueblo llamado Naín, acompañado de sus discípulos y de mucha gente. Cerca ya de la entrada del pueblo, se encontraron con que llevaban a enterrar al hijo único de una viuda. La acompañaba mucha gente del pueblo. El Señor al verla se compadeció de ella y le dijo: “No llores”. Y acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon. Entonces dijo: “Muchacho a ti te digo: levántate” El muerto se incorporó y se puso a hablar; y Jesús se lo entregó a su madre. El temor se apoderó de todos y alababan a Dios diciendo: “Un gran profeta ha surgido entre nosotros; Dios ha visitado a su pueblo”.
A oídos profanos puede parecer ridículo o fabuloso, pero tiene un mensaje válido tanto para los que son creyentes como para los que no lo son. En la época en la que se enmarca el relato, una viuda en Israel apenas tenía para subsistir, y el hecho de tener un hijo le salvaba la vida.

El poder de las palabras.
Salvando las distancias con el Gran Maestro Jesús de Nazaret, este relato tiene un mensaje importante. Y es que muchas veces vamos por la vida como locos sin darnos cuenta de lo que sufre la gente que tenemos a nuestro lado, y no necesariamente en lo concerniente a lo económico. Nosotros también podemos dar vida a nuestro alrededor si somos menos egoístas. Si nos centramos menos en nosotros mismos y si estamos más pendientes de quienes nos rodean. De quien puede necesitar que le echemos una mano. En muchas ocasiones sólo es suficiente un sencillo gesto.

Estas palabras las acompaño con un cortometraje, recomendado en un curso de marketing empresarial que imparte con maestría mi amiga Miriam. El vídeo tiene por título “El poder de las palabras” y aunque bien es cierto que tiene un enfoque de cómo alcanzar el éxito empresarial con pequeños matices, no es menos cierto que tiene un importante trasfondo espiritual, pues “Dar es recibir”.  Y es una paradoja, una en la que debemos creer y que realmente debemos practicar para ver los resultados.
Compartir cuando tenemos es fácil, pero compartir cuando no tenemos es el trabajo espiritual que crea la plenitud en nuestras vidas. Nuestro trabajo es conectarnos a ese potencial a través de la conciencia, cambiando nuestra naturaleza y entonces hacer que pequeños “milagros” se manifiesten.
Que así sea... Por un mundo mejor.

sábado, 9 de marzo de 2013

"Se necesitan Locos"

¡Dios mío! Envíanos algunos locos,
de aquellos que se comprometen a fondo, de aquellos que se olvidan de sí mismos, de aquellos que saben amar con obras y no con palabras... de aquellos que se entregan verdaderamente hasta el fin.

Nos hacen falta locos, desafinados, apasionados, personas capaces de dar el salto en el vacío inseguro, desconocido y cada día más profundo de la pobreza;
aquellos que saben aceptar la masa anónima,
sin deseo de utilizarla como escabel;
aquellos que no utilizan para su servicio al prójimo.

Nos hacen falta locos,¡Dios mío!.
Locos en el presente, enamorados de una forma de vida sencilla, liberadores del pobre, amantes de la paz, libres de compromisos, decididos a no hacer nunca traición, despreciando su propia comodidad, o su vida, plenamente decididos por la abnegación, capaces de aceptar toda clase de tareas, de partir dondequiera que sea por disciplina, al mismo tiempo libres y obedientes, espontáneos y tenaces, alegres, dulces y fuertes."

miércoles, 27 de febrero de 2013

Sencillo y a la vez difícil

Internet, el mayor invento de la historia.
Internet es una fuente inagotable de información ¿Te has preguntado en algún momento cuánto contenido se genera diariamente en Internet? me he informado y los números son escandalosos. Por ejemplo, cada día se añaden 1.800 millones de piezas de contenido que se publican en Facebook (incluyendo actualizaciones de estado, fotos, vídeos o notas), 1.140 millones de tweets o 1,600 millones de anotaciones en blogs como este. Todo un derroche de información, sin duda, aunque no toda ella tenga por qué ser relevante ni verdadera. 
Entre la maraña de esos millones de páginas, he venido a cruzarme con un vídeo en YouTube que me ha encantado, y cómo no podía ser de otra manera, lo reproduzco y comparto muy gustosamente contigo. En el vídeo lo puedes escuchar pausadamente con una relajante música.


Que sencillo es ocupar un lugar en una agenda telefónica
Pero que difícil es ocupar el corazón de alguien de forma sincera
Que sencillo es herir a quien nos ama
pero que difícil es curar esa herida
Que sencillo es dictar reglas
pero que difícil es seguirlas al pie de la letra
Que sencillo es soñar todas las noches
Pero que difícil es perseguir un sueño
Que difícil es exhibir una victoria
pero que difícil es asumir la derrota con dignidad
Que sencillo es tropezar en una piedra
Pero que difícil es levantarte rápido la mayoría de las veces
Que sencillo es disfrutar de las bendiciones todos los días
Pero que difícil es compartirla con las demás
Que sencillo es prometerle a alguien algo
Pero que difícil es cumplir la promesa
Que sencillo es decir que amaremos por siempre
pero que difícil es ponerlo en práctica
Que difícil es criticar a los demás
Pero que difícil es mejorar uno mismo


Anónimo