jueves, 18 de diciembre de 2014

Que la Paz reine en los corazones


Deseo para tod@s que LA SABIDURÍA presida todas nuestras acciones del próximo año, que LA FUERZA las sostenga y que LA BELLEZA las adorne y que LA PAZ reine sobre la Tierra, que EL AMOR reine entre los hombres y que LA ALEGRÍA reine en los corazones.

lunes, 17 de noviembre de 2014

25 Consejos para ser feliz



El bienestar es en principio cuestión de una actitud auto-responsable. Sacar lo mejor de cada experiencia es una elección diaria y en todo momento. Aquí 25 consejos para ser feliz!
1. No guardes rencor.
Guardar rencor tiene muchos efectos perjudiciales sobre tu bienestar, incluyendo aumento de la depresión, la ansiedad y el estrés. Si dejas de lado todos tus rencores, obtendrás una conciencia clara y suficiente energía para disfrutar de las cosas buenas de la vida.
2. Sé amable con la gente.

¿Sabías que se ha demostrado científicamente que ser amable te hace más feliz? Cada vez que realizas un acto desinteresado tu cerebro produce serotonina, una hormona que alivia la tensión y levanta el ánimo. Además, el trato de las personas con amor, dignidad y respeto también te permite construir relaciones más fuertes.
3. Trata los problemas como oportunidades.

La palabra “problema” no es parte del vocabulario de una persona feliz. Un problema es visto como un inconveniente, una lucha o una situación inestable, mientras que una oportunidad es vista como algo positivo, como una tarea, un desafío, un reto. Cada vez que te enfrentes a un obstáculo, trata de verlo como una oportunidad para progresar o para aprender algo de él.
4. Expresa gratitud.

Todos tenemos algo por lo que estar agradecidos: alguien que nos quiere, un cuerpo sabio que nos alerta cuando estamos enfermos, un trabajo que nos gusta, una oportunidad que nos brinda la vida para aprender algo de ella, etc.
5. Escribe cada vez que te suceda algo bueno.

Puedes empezar anotando tres cosas buenas que te hayan ocurrido durante el día, por qué pasaron cada una de ellas y cómo hubiera sido tu día si no hubieran ocurrido. Pensar en lo positivo te hace sentir feliz.
6. Sueña a lo grande.

Si sueñas grandes metas tienes más posibilidades de lograr tus objetivos que los que no lo hacen. Si te atreves a soñar en grande tu mente se pondrá en un estado enfocado y positivo.
7. No te preocupes por las cosas pequeñas.

La vida es demasiado corta para ponerte nervioso sobre situaciones triviales. Si dejas que las pequeñas preocupaciones se vayan podrás disfrutar de las cosas más importantes en la vida.
8. Habla bien de los demás.

Decir cosas buenas de los demás te ayuda a tener pensamientos positivos, sin prejuicios. Lo contrario te hace sentir culpable y resentido.
9. Nunca pongas excusas.

Benjamin Franklin dijo una vez: “El que es bueno para dar excusas es rara vez bueno para nada más.” No pongas excusas o culpes a otros de tus propios actos; asúmelos de manera proactiva.
10. Vive el presente.

No vivas en el pasado o te preocupes por el futuro. Saborea el presente. Déjate sumergir en lo que estás haciendo en ese momento.
11. Despierta a la misma hora todas las mañanas.

¿Has notado que muchas personas felices tienden a ser más madrugadoras? El despertar a la misma hora todas las mañanas estabiliza tu ritmo circadiano, aumenta la productividad, y te pone en un estado de calma y centrado.
12. Evita la comparación social.

Todo el mundo trabaja a su propio ritmo, así que ¿por qué te comparas con los demás? Serás más feliz si te centras en tu propio progreso y alabanza que si lo haces en el de los otros.
13. Elige bien a tus amigos.

Es importante rodearte de personas optimistas que te estimulen a alcanzar tus metas. Cuanta más energía positiva tengas a tu alrededor, mejor te sentirás contigo mismo.
14. No busques la aprobación de los demás.

Sigue tu propio corazón sin que te importe lo que los demás piensen de ti; es imposible complacer a todos. Escucha lo que tengan que decir las personas que te importan, pero nunca busques la aprobación de nadie, sino la tuya propia. No dejes tampoco que los pesimistas te desanimen.
15. Tómate el tiempo para escuchar.

Habla menos, escucha más. Escuchar mantiene tu mente abierta a otros puntos de vista y sabidurías. Cuanto más intensamente escuches, más en calma tendrás la mente.
16. Fomenta las relaciones sociales.

Es importante tener relaciones fuertes y saludables. Encuentra tiempo para ver y hablar con tu familia, amigos o pareja.
17. Medita o silencia tu mente.

Meditar ayuda a encontrar la paz interior. No tienes que ser un maestro zen para llevarlo a cabo. Saber silenciar tu mente en cualquier lugar y en cualquier momento que necesites te ayudará a calmar tus nervios. Si te cuesta, empieza por restar en silencio.
18. Come bien.

La comida basura te hace inactivo y perezoso, y es difícil ser feliz cuando estás en ese tipo de estado. Todo lo que comes afecta directamente a la capacidad del cuerpo para producir hormonas, lo que determinará tu estado de ánimo, la energía y el enfoque mental. Asegúrate de comer alimentos que mantengan tu mente y tu cuerpo en buena forma.
19. Haz ejercicio.

Los estudios han demostrado que el ejercicio aumenta los niveles de felicidad. El ejercicio también aumenta tu autoestima y te da un mayor sentido de auto-realización.
20. Vive mínimamente y en orden.

Mantener un entorno saludable en el hogar favorece la productividad. Al incrementar las prácticas de auto-regulación en tu casa también se extenderá a otras áreas de tu vida, como los objetivos y las finanzas. La casa es un reflejo de ti mismo. El desorden en la casa te hace sentir abrumado y estresado.
21. Cuídate de ti mismo.

Tómate el tiempo para cuidarte de ti mismo (darte un masaje, una ducha caliente relajante, lavarte el pelo con el champú que tanto te gusta, ponerte una crema corporal que te hidrate, etc.). Hacerlo te ayudará a aumentar tu nivel natural de energía.
22. Di la verdad.

Mentir estresa y corroe la autoestima. La verdad te hará libre. Ser honesto mejora tu salud mental y construye la confianza de otros en ti. Sé siempre veraz y nunca pidas disculpas por ello.
23. Establece control personal.

Elije tu propio destino. No dejes que los otros te digan cómo debes vivir tu vida. Estar en control total de tu propia vida trae sentimientos positivos y un gran sentido de autoestima.
24. Acepta lo que no se puede cambiar.

Una vez aceptado el hecho de que la vida no es justa estarás más en paz contigo mismo. En lugar de obsesionarte con que la vida es injusta, céntrate sólo en lo que puedas controlar y cambiar para mejor.
25. Tararea o canta una canción alegre cada día.

Cantar te da energía muy positiva y levanta el ánimo.




domingo, 9 de noviembre de 2014

"Si no tengo amor, no soy nada."

" Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe.
Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. 
Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.
El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. 
El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá."

Carta de San Pablo a los Corintios

sábado, 4 de octubre de 2014

Vuela


"Naciste con potencial. Naciste con bondad y confianza. Naciste con ideales y sueños. Naciste con grandeza. Naciste con alas. No están destinados para el rastreo, por lo que no lo haces. ¡Tú tiene alas!  Aprende a usarlas y vuela "-. 

sábado, 20 de septiembre de 2014

Los 14 preceptos de Thich Nhat Hanh


PRACTICA ESTOS PRECEPTOS, PERO NO CREAS QUE VAS A PODER SEGUIRLOS A LA PERFECCIÓN.
“No creas que yo siento que sigo todos y cada uno de estos preceptos perfectamente. Sé que fallo de muchas maneras. Ninguno de nosotros puede cumplir plenamente cualquiera de ellos. Sin embargo, debo trabajar hacia una meta. Esta es mi meta. Ninguna palabra puede reemplazar a la práctica, sólo la práctica puede hacer a las palabras”.
1. SE ABIERTO EN TUS IDEAS O TEORÍAS.
No seas idólatra ni te ates a ninguna doctrina, teoría o ideología. Todos los sistemas de pensamiento son medios de guía; no son la verdad absoluta.
2. ENCUENTRA TU VERDAD EN LA VIDA, PERO PERMÍTETE CAMBIAR.
No creas que el conocimiento que tienes en este momento es la verdad inmutable, absoluta. Evita ser de mentalidad estrecha y atarte a los puntos de vista presentes. La verdad se encuentra en la vida y no meramente en el conocimiento conceptual.
3. RENUNCIA AL FANATISMO Y AYUDA A OTROS A QUE TAMBIÉN LO HAGAN.
No fuerces a los demás, ni siquiera a los niños, por ningún medio en absoluto, a adoptar tus puntos de vista, ya sea por autoridad, amenaza, dinero, propaganda o incluso educación. Sin embargo, por medio del diálogo compasivo, ayuda a los demás a renunciar al fanatismo y la estrechez.
4. DESPIÉRTATE A LA REALIDAD Y EL SUFRIMIENTO DEL MUNDO.
No evites el contacto con el sufrimiento ni cierres tus ojos ante el sufrimiento. No pierdas la conciencia de la existencia del sufrimiento en la vida del mundo. Despierta tú mismo y a los demás a la realidad del sufrimiento en el mundo.
5. COMPARTE LO QUE TIENES Y BUSCA TRASCENDER MÁS ALLÁ DE LO MATERIAL.
No tomes como el objetivo de tu vida a la fama, el provecho, la riqueza o el placer sensual. Vive simplemente y comparte el tiempo, la energía y los recursos materiales con quienes están en necesidad.
6. PRACTICA LA COMPASIÓN.
No mantengas ira u odio. Tan pronto como surgen la ira y el odio, practica la meditación sobre la compasión para comprender profundamente a las personas que han causado ira y odio. Aprende a ver a los otros seres con los ojos de la compasión.
7. PRACTICA LA RESPIRACIÓN, LA ATENCIÓN Y LA COMPRENSIÓN.
No te pierdas en la dispersión y en el ambiente que te rodea. Aprende a practicar la respiración para recuperar la compostura del cuerpo y la mente, para practicar la atención, y para desarrollar la concentración y la comprensión.
8. USA PALABRAS CONCILIADORAS Y RESOLUTIVAS.
No pronuncies palabras que puedan crear discordia y causar ruptura en la comunidad. Haz todos los esfuerzos para reconciliar y resolver todos los conflictos, aunque sean pequeños.
9. ASIENTE A LA VERDAD Y A LA JUSTICIA, CON SINCERIDAD Y DISCRECIÓN.
No digas cosas falsas por el bien del interés personal o para impresionar a las personas. No critiques o condenes cosas de las que no estás seguro. Habla siempre verdadera y constructivamente. Ten el valor de hablar sobre situaciones de injusticia, aun cuando hacerlo pueda amenazar tu propia seguridad.
10. NO USES A LOS DEMÁS PARA TU PROVECHO PERSONAL.
No transformes tu comunidad en un partido político, ni la uses para tu ganancia o provecho personal. Toma una actitud clara contra la opresión y la injusticia, sin engancharte en conflictos partidarios.
11. ELIGE UNA VOCACIÓN AMOROSA.
No vivas con una vocación que sea dañina para los humanos y la naturaleza. No inviertas en compañías que priven a los demás de su oportunidad de vivir. Elige una vocación que ayude a realizar tu ideal de compasión.
12. PROTEGE LA VIDA.
Encuentra todos los medios posibles para proteger la vida y prevenir la guerra.
13. RESPETA LA PROPIEDAD Y EVITA QUE LOS DEMÁS SE ENRIQUEZCAN CON EL SUFRIMIENTO HUMANO.
No poseas nada que debería pertenecer a los demás. Respeta la propiedad de los demás pero evita que los demás se enriquezcan con el sufrimiento humano o el sufrimiento de otros seres.
14. CUIDA TU CUERPO Y NO LO VEAS COMO UN INSTRUMENTO.
No maltrates a tu cuerpo. Aprende a manejarlo con respeto. No veas a tu cuerpo sólo como un instrumento. Respeta los derechos y compromisos de los demás.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Honra a tu padre y a tu madre



En las últimas semanas han ocurrido en mi vida diversas situaciones negativas, pero lo peor de la situación, ha sido el hecho de que han sucedido todas a la vez. Han sido tantas las dificultades, que me han pensar injustificadamente que todo está mal y que no estaba en mi mano solucionarlo, es decir, en un momento dado la situación llegó a un punto en que me desbordó totalmente.

Con todo lo dicho anteriormente a mis espaldas, el colmo ha ocurrido con el fallecimiento de una persona muy cercana y querida por mí. En torno a este drama he podido observar hasta qué punto puede llegar la especie humana en lo referente a la hipocresía, fingimiento, doblez, falsedad, o llámenlo Ustedes como quieran. He presenciado como unos hijos, fingían como plañideras "contratadas" en torno al cadáver de la madre (viuda) que dio su vida por ellos, a la cual abandonaron y repudiaron hace 6 años. Esta falta de escrúpulos  me ha hecho reflexionar sobre el valor tienen los padres. Lo dice servidor que soy padre, abuelo y no tengo la suerte de conservar unos padres que se marcharon muy jóvenes al Oriente Eterno.

Como acostumbro en los casos en los que reflexiono, echando mano de un antigua Biblia que conservo, y como absorbido por la inercia, me he topado con una frase que hacía mucho tiempo no escuchaba “Honra a tu padre y a tu madre” Éxodo 20:12; no es sólo un precepto religioso, sino un importante principio espiritual en nuestro camino para alcanzar la paz interior y la realización.

Existen ciertas personas a quienes nunca podremos pagar de vuelta los regalos que nos han otorgado, y las primeras y principales de esas personas son nuestros padres quienes nos trajeron a este mundo. Esto no quiere decir que siempre debemos estar de acuerdo con nuestros padres, tampoco quiere decir que tenemos que estar alrededor de ellos si son destructivos para nuestro crecimiento personal. Aun así, pese a cualquier cosa, podemos honrar a nuestros padres al honrar la vida que nos dieron.

Sentir una profunda apreciación por el regalo que nuestros padres nos dieron, el regalo de la vida, es más importante que cualquier acción física que podamos llevar a cabo a favor de ellos.

De las plañideras, mejor no sigo escribiendo.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Juzga de manera justa

"Debes juzgar a tu amigo de manera justa", está escrito.
Esto suena inicialmente como otra lección espiritual que la mayoría de nosotros ya ha escuchado antes.
En realidad hay una razón egoísta muy importante
de por qué necesitamos juzgar a otros de manera justa. 
Hace mucho tiempo, en el Templo Sagrado, había un espejo en el cual la espiritualidad de una persona podía ser vista.
Hoy, porque el templo no existe, cada persona es un espejo para las otras. 
Lo que ves en otras personas está realmente dentro de ti.
Cuando juzgas algo que no te gusta de otro, básicamente estás resaltando tus rasgos negativos. 
Hoy, cada vez que un juicio entre a tu mente, pregúntate,
"¿Qué es lo que la Luz me está mostrando acerca de mí mismo ahora?" Formular la pregunta te llevará a tu respuesta.
Una vez que hayas visto tus propias imperfecciones,
inmediatamente sentirás más misericordia hacia la otra persona, y hacia ti mismo ... 


Yehudá Berg

jueves, 21 de agosto de 2014

Aprovechar cada minuto

Hoy, he mantenido con un familiar una de esas conversaciones transcendentales que te hacen reflexionar sobre cuál es el estado optimo al que una persona debe llegar en el ocaso de la vida. Lo cierto es que, es muy triste cuando alguien llega a cumplir 50 años y todavía no se ha atrevido a perseguir sus sueños, sus metas y vivir la vida, pero aún peor es llegar a los 80 años y haber consumido los días solo en preocupaciones, trabajo, enfermedades por el desgaste, así como otros aspectos que matan la vida de la persona silenciosamente, y darse cuenta que la vida se te ha escapado como el agua entre los dedos.
Creo firmemente que nacer, tener pareja y formar una familia que incluya nietos es de lo más bonito que te puede dar la vida. Hay que aprovechar cada instante, cada segundo de tu vida y disfrutarla al máximo. Tienes que hacer cada instante lo que te gusta, tampoco es vivir como si fuera el último día de tu vida, pero por lo menos hacer lo que te apetece. Eso si es filosofía de vida

Lo triste de la vida es no saber aprovecharla.



jueves, 7 de agosto de 2014

La felicidad

Una y otra vez nos dicen que las personas felices tienen menos probabilidades de enfermarse. La ciencia dice que el sistema inmunológico es todo y parte de lo que lo hace fuerte es la felicidad y la armonía. 

Las personas felices están contentas con lo que son y donde están porque están conectadas con el amor infinito que existe dentro de ellas y son capaces de compartir este amor con otros. 

La infelicidad, por otra parte, está inextricablemente ligada a los celos, que crean separación y dejan un espacio vacío. Cuando estamos celosos, buscamos constantemente algo que no tenemos. Sin embargo, cada vez que hacemos esto perforamos nuestra "capa de ozono" personal y cuando hay suficientes hoyos en ella, terminamos con desarmonía en nuestro cuerpo, mente y espíritu. 

¿Esto significa que para ser espirituales nunca debemos ser celosos o infelices c
on nuestra situación en la vida? Claro que no. Todos nos encontraremos y seremos acosados por la negatividad. Eso es un hecho. Si no seríamos ángeles, no seres humanos. 

Sin embargo, lo que importa es lo que hacemos con esos pensamientos. ¿Permitimos que nos controlen? O somos capaces de retarlos y decirnos a nosotros mismos: "A pesar que estos pensamientos y sentimientos están inundándome, me niego a escucharlos. Quiero ver la Luz que sé que existe en cada persona. Mi deseo de conectarme con el Creador es mayor que mi deseo de obtener lo que quiero de esta situación".

Aunque parezca que vivimos en un mundo de carencias y limitaciones, existe al mismo tiempo dentro de cada uno de nosotros una chispa del Creador. 
Si podemos conectarnos con esta chispa perfecta a través de herramientas espirituales como la oración, 
la meditación, y el compartir, entonces podemos conectarnos con la armonía que subyace en toda 
la creación. 


Karen Berg

miércoles, 23 de julio de 2014

La verdad nos hace libres



Me salgo excepcionalmente de la línea habitual de reflexionar sobre asuntos puramente  existenciales o espirituales, para expresar mi punto de vista sobre un "bien" fundamental.
Quiero dedicar estas palabras a mi amigo David, con el que hace un rato he podido compartir café y tertulia. Él es un gran conversador, pero sobre todo es una persona sencilla, humilde, sincera y honesta, aunque por defender estos principios morales se encuentre en una encrucijada difícil de predecir.
Muchas personas bajo la excusa de "no incomodar u ofender" se callan la verdad. El que comulga con ésta actitud “pasota”  se hace cómplice de la mentira que cada vez más se esparce sobre nuestra sociedad. ¿Yo lo hago? A veces, lo reconozco.
A pesar de ello y no queriendo pecar de pedante si digo que, yo no soy cómplice, no me callo; predico la verdad, comparto la verdad, vivo la verdad, transmito la verdad, defiendo la verdad; aunque me duela, aunque incomode, aunque ofenda, aunque moleste. La verdad es la verdad y punto. Sólo conociendo la verdad, muchos seremos libres.

Para terminar quiero lanzar a los cuatro vientos un mensaje de paz y solidaridad. Creo firmemente que  la verdad nos hará libres y que es posible el paraíso en la tierra. ¿Utópico? puede ser, pero si nos quedamos quietos y no hacemos nada por cambiar esta sociedad, dejaremos que “las sombras triunfen sobre las luces”. Entre todos podemos crear una sociedad en la que el amor fraternal y verdadero mueva al mundo. ¡Ánimo! Es posible. Y tú ¿Que opinas?


lunes, 7 de julio de 2014

Reir es salud

Aristóteles afirmaba que: “la risa es un ejercicio corporal valioso para la salud”. Parece que el filósofo griego tenía razón.   Un proverbio chino dice que para estar sano hay que reírse al menos 30 veces al día. Pero con que riamos aunque sea tres veces al día, durante un minuto cada una estaría bien, ya que un minuto de risa equivale a 45 de relajación. Tendríamos que volver un poco a ser niños. A los seis años reímos unas 300 veces al día de media y de adulto, de 15 a 20… Así nos va. Comienza un nuevo día agradeciendo y mantengamos el corazón alegre para tener una vida más larga; quizá sea muy saludable el revisar qué tal andamos de risas y alegrías.

jueves, 12 de junio de 2014

Tienes un don


Mientras más compartimos nuestra Luz, más Luz creamos para todos.


Si tenemos cien €uros y regalamos un €uro, ya no seguimos teniendo cien €uros ¿verdad? Tenemos noventa y nueve. En el mundo material, si regalo algo, entonces inevitablemente tengo menos de eso que di.

En espiritualidad, por el contrario, tratamos con energía que no disminuye. Míralo de este modo: Si tomamos una vela y la usamos para encender otras cien velas, la Luz de la primera vela no cambia o disminuye. Por el contrario, la Luz total de la habitación se incrementa.

Según los principios de la espiritualidad, mientras más compartimos nuestra Luz, más Luz creamos para todos, incluyéndonos.

jueves, 8 de mayo de 2014

Mi estado parece un sueño

En el mundo estamos esclavizados de mil pensamientos, en el  Interior está el silencio.
Me comunico conmigo mismo por primera vez, a través de la voz del Silencio.
Y, por voluntad propia contacto conmigo mismo,  algo que aparentemente debería ser así, pero no lo es,  nunca  el profano contacta consigo mismo, a no ser que se le explique por la iniciación.
Me doy cuenta somos gigantes de Luz, pero con pensamientos de pequeñas larvas que viven en el estiércol.
¿Cómo puede ayudar el pensamiento de una larva de escarabajo estercolero?
Quien tenga en sí mismo una chispa divina de Luz, que no siga pensando desde su sombra, y  recuerde que no es una lombriz sino una Ave Fénix.

martes, 8 de abril de 2014

Volver a empezar

Cuando la vida se derrumba, cuando nuestros proyectos caen hechos añicos, cuando quien amamos nos traiciona, cuando ese trabajo en que habíamos puesto tanta energía nos abandona es cuando la vida te está pidiendo volver a empezar…
No sé porque cuesta tanto empezar de cero cuando en realidad es la oportunidad de iniciar una nueva aventura por esta vida… pero claro, nos han enseñado a planificar cada suceso de nuestra vida, sin dar cabida a las sorpresas y sufrimos al no poder cumplir esos planes, cuando debería entusiasmarnos hacer otros…
La vida no es un viaje por un camino recto sino una ordalía llena de curvas, encrucijadas, puentes, túneles, montañas, valles, mares y ríos… es un viaje que puede ser muy entretenido solo si cambias tu percepción de ello…
Y estamos todos los días volviendo a empezar, cada mañana al despertar renacemos, cada vez que entramos al aula del colegio o a la oficina en el trabajo volvemos a empezar… cada semana estamos reiniciando la tarea, cada mes, cada año, cada cumpleaños, cada sonrisa, cada palabra es un renacer… entonces ¿Por qué nos cuesta tanto empezar de nuevo?
Si no ofreciéramos tanta resistencia al cambio no habría necesidad de que todo se desmoronara para volver a empezar. Bastaría con darnos cuenta de que ya no somos felices en donde estamos, que nuestros ideales han cambiado, que ese trabajo ya no nos realiza o que esos círculos que frecuentamos ya no satisfacen nuestros ideales… Sería fácil si no nos hubiesen programados para retener y conservar todo. La sociedad juzga a quienes van cambiando de trabajo, de pareja, de lugares… cuando lo único que debiéramos hacer es escuchar al corazón para estar en cualquier lugar, situación o relación… es simple, pero lo hacemos tan complicado…
Las energías de este tiempo nos llevan a fluir y eso es darle paso al alma para que se manifieste y escuchar al corazón. Si estás en un trabajo que odias y debes tomar pastillas para soportar la presión que te causa, tal vez deberías buscar otro que te haga más feliz, aunque la remuneración sea menor… o quizás debas dejar de estar colaborando en el cumplimiento de los sueños de tu jefe y la vida te esté invitando a ir a concretar tus propios sueños.
 Si estás en una relación por costumbre, por temor a la soledad o porque económicamente te resulta más conveniente, tal vez sea hora de que pongas oído a tu corazón para ver que te aconseja al respecto… y si creciste, pero tu grupo de amigos se mantiene intacto, sin dar cabida a lo nuevo –o al revés– será que el Universo te está gritando que cambies…
Siempre parece difícil volver a empezar porque nos saca de la zona de confort y debemos caminar hacia lo nuevo. Pero lo nuevo siempre resulta atractivo, cuando no interviene el ego… porque es ese tirano quien no quiere que cambies porque está muy cómodo donde te tiene y te recuerda constantemente ¿Qué van a decir los demás si…? Es eso lo que te mantiene anclado en la infelicidad. Tu Ego.
Te recuerdo que cuando debas partir de este planeta, tu ego permanecerá aquí, esperando poder tiranizar a otro ser y serás tú, el verdadero Ser que te habita, quien se encontrará con la terrible verdad de que por miedo, cobardía o vanidad no se permitió vivir la vida como una gran aventura llena de experiencia nuevas que integrar… y tendrás que volver a repetir de grado (vida) para poder volver más crecido y seguir avanzando en la espiral evolutiva…
No importa si tienes 25, 30, 40, 70 u 80 años… siempre podrás volver a empezar, aunque sea en el mismo lugar, pero con otra visión, con una nueva conciencia y sobre todo con una vibración más elevada… porque volver a empezar siempre es ascender…
A todos mis queridos lectores les estoy dando un empujoncito para que se animen a volver a empezar… justo hoy, cuando la Luna, el Sol y Urano en Aries nos gritan en coro y a todo pulmón: ¡ATRÉVETE, VUELVE A EMPEZAR!


 Feliz recomenzar…

NOTA: publicado en honor a mi querida amiga Mª Ángeles Cecilia O.



Fuente: ttp://mer-sanandoelalma.blogspot.com.es/2014/03/volver-empezar.html

martes, 18 de marzo de 2014

El poder de la risa


    La risa tiene el poder de elevarnos fuera de nuestro caos y de subyugar a nuestro ego.

    Ríete de la vida tan a menudo como puedas, incluso ríete de ti mismo. Una de las mejores formas de combatir la negatividad es no tomar todo tan en serio.



viernes, 14 de febrero de 2014

Camino a la verdad




Un discípulo preguntó a su maestro cómo podía alcanzar la verdad..
a lo que el maestro le hundió la cabeza en el agua hasta el punto de casi producirle el desmayo.
entonces le sacó la cabeza del agua y le preguntó: 
cuando tenías la cabeza en el agua deseabas riquezas?
no..dijo el discípulo.
Deseabas mujeres bonitas o trajes?
no..volvió a responder.
que deseabas?..preguntó el maestro.
VIVIR!!!!! dijo el discípulo.
a lo que el maestro replicó:
''cuando ese sea tu único anhelo podrás entrar en el camino de la verdad''..



¿Qué te produce más ansiedad?

El ser humano tiene la tendencia a padecer de un estrés anticipatorio que nos genera la dolorosa ansiedad.

La ansiedad nos engaña creando un futuro imaginario que en realidad no existe.
Por ejemplo, puede ser que sientas ansiedad porque cuando vas a volar piensas que tendrás un accidente aéreo, así que evitas aquello a lo que le temes. Por lo general ese asunto negativo no ha sucedido y probablemente nunca sucederá. Esto aplica en todo, desde invitar a alguien a salir, hablar en público o caminar por una calle solitaria a altas horas de la noche.
Hoy  ¿Qué te produce más ansiedad?
En lugar de imaginar lo peor, date la oportunidad y siente el placer de imaginar lo mejor. Piensa cuanto puedes ganar al pensar de esta forma.


¡Somos aquello que pensamos!





lunes, 13 de enero de 2014

¡Florecer!

Puede que te pase en la actualidad o te ocurriera en el pasado, pero al igual que tú, hace unos años un gran amigo mío padeció en sus carnes la experiencia dolorosa que procede de la injuria, la calumnia, la ofensa a sus seres queridos… indudablemente toda herida deja su cicatriz, y el me ha reconocido que, todavía al mirar su cicatriz trae a colación el recuerdo de aquel mísero atentado.
Aprendemos de ésta experiencia que, en ocasiones otras personas tratan de minimizar tus sueños, esperanzas, tu futuro y tu persona. Que tratan de aplastarte poniéndote en ridículo o por muchos otros medios mucho más mezquinos. Las personas malintencionadas pueden tratar de llevarnos a la ruina más absoluta.
Por la razón que sea, nuestros esfuerzos por mejorar, por ser más felices en la vida, se pueden volver el blanco de ataques. Estas personas deben pensar que somos peligrosos para ellas en alguna forma; deben creer que si progresáramos personalmente o en nuestra sociedad, eso sería una amenaza para ellas. Por eso tratan de minimizar nuestro talento y capacidad de diversas formas. Algunos dementes incluso tienen un plan general que dice: “Si X tiene más éxito, puede ser una amenaza para mí; por lo tanto, debo hacer todo lo posible para lograr que X tenga menos éxito”. Son tan obtusos que, nunca se les ha ocurrido que sus acciones podrían convertir a X en su enemigo, aunque no lo haya sido antes. Podría decirse que esta es una forma casi segura en que estos dementes se meten en problemas; algunos lo hacen sólo por prejuicio o porque “alguien les desagrada”. Sin importar cómo traten de hacerlo, su verdadero propósito, como tal, es hacer que la persona que es su objetivo, empequeñezca y fracase en la vida.


La justicia la divina y a veces la de los hombres, pone a estos individuos en su sitio, incluso pagando penas que dejan empequeñecido el daño que intentaron infligir, pero existe una manera de resolverlo a largo plazo que rara vez falla.
La manera de resolver realmente esta situación y de manejar a estas personas, la manera de vencerlas es florecer y progresar interiormente. Ah sí, es cierto que tales personas, al ver que uno mejora su suerte, pueden ponerse histéricas y atacar con más fuerza. Lo que hay que hacer es encargarse de ellas si uno debe hacerlo, pero no dejar de florecer y progresar, ya que eso es lo que tales personas no quisieran que hicieras.
Si te lo propones y lo consigues, tales personas caerán en apatía y pueden darse por vencidas completamente.
Si nuestras metas en la vida valen la pena, si las llevamos a cabo, si florecemos y progresamos interiormente, con toda seguridad saldremos vencedores. Y con optimismo, con honorabilidad, con decencia… sin dañar un solo pelo de sus cabezas.


"haz a los demás lo que quieras que te hicieran a ti"